Badabun te recomienda

Científicos rusos crean el primer perro guepardo. Mira lo que harán con él


Si algo ha caracterizado al ser humano a lo largo de toda su existencia es por mezclarse con distintas razas, no es extraño toparse por las calles a personas que evidentemente son de padres de diferentes nacionalidades, sin duda les da un aspecto único y bastante curioso, sin embargo… ¿pasa lo mismo con los animales? Y esa misma pregunta se la hicieron un grupo de sujetos desesperados por mantener a una de las especies más impresionantes del planeta, los guepardos y fue así como un grupo de científicos Australianos se pusieron a trabajar en un curioso y perturbador experimento.


Fue así como este grupo de australianos decidieron viajar al continente africano, específicamente a Sudáfrica, lugar nativo de miles de guepardos, lo que lo hacía el lugar perfecto para llevar a cabo su plan. Estas impresionantes especies son conocidas como los ¨galgos del mundo felino¨ por tener un cuerpo específicamente diseñado para correr, musculosos y atléticos con la capacidad de sobrevivir a temperaturas extremas de calor y frío, pero amantes de la selva, porque esconderse entre las hierbas es su mejor hábitat natural. 




Lamentablemente está en problemas de reproducción, que podría llevarlos en un futuro cercano a la extinción, sumándole también que su caza es cada vez más común. Los científicos encontraron datos bastante curiosos, descubrieron que los machos tienen pocas células reproductivas y al momento de sostener una ¨cruza¨ con una hembra no siempre logran tener crías, algo verdaderamente triste para el reino animal. 


La medida que tomaron para solucionar este problema fue algo bastante básico, pero extraño. Tomaron una de las crías para mantenerla en cautiverio hasta que fuera mayor, tiempo después el guepardo estaba listo para su reproducción, se necesitaba una especie igual de poderosa, así que recurrieron a un ¨dogo argentino¨, una hembra de esta raza, simplemente para ver qué pasaba, increíblemente pasó algo que no esperaban… la perra se embarazó ¡de un guepardo! 

Pasaron poco más de dos meses, era hora del parto, lo curioso es que no fue como normalmente le ocurre a los perros que tienen varias crías, en este caso fue únicamente una, notoriamente más grande que un perro de esa raza, pero su pelaje advirtió a los científicos que su experimento había sido todo un éxito, su cuerpo estaba cubierto de manchas como un guepardo, pero razgos en su rostro similares al de un perro.




Fue bautizado con el nombre de ¨Hamza¨, que significa ¨fuerte¨ en honor al experimento que hicieron con él, al cumplir 6 meses de edad ya era bastante grande y poderoso, sus orejas comenzaron a crecer, así que tuvieron que cortarlas para que pudiera andar con mayor libertad. Su aspecto es increíblemente impresionante.


La increíble musculatura y tamaño de esta nueva especie llamó mucha la atención, por lo que es posible que sea criada en cautiverio para ¨fabricar¨ más que sean utilizados como perro policía, y aunque aún no se tiene un nombre para esta nueva raza de animal es muy probable que se tenga que mantener en cautiverio, pues a pesar de que esté cruzado con un dogo argentino en sus genes llevan la agresividad de un guepardo.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad