Badabun te recomienda

¿Qué pasó con la “niña psicópata” de los 80? Mira lo que hizo después de salir de prisión


Hace algunos años, se dio a conocer un escalofriante video, en el que veíamos a una dulce pequeña, de grandes ojos azules, pero a pesar de su aparente ternura, su mirada reflejaba odio, parecía como si no perteneciera a este mundo. Pero lo peor comenzó una vez que pronunció las primeras palabras, pues sin mayor remordimiento confesó que había hecho daño a su hermano y que no dudaría en lastimar a todos quienes la rodeaban, pues ella quería que todos sufrieran al menos un poco de la difícil infancia que tuvo, siendo víctima de abusos por parte de su padre biológico. Todo comenzó cuando ella tenía apenas un año de edad, pero eso no le impidió a su enfermo padre, abusar de su propia hija…  




El nombre de la pequeña es Beth Thomas, y sus problemas comenzaron desde que llegó al mundo, pues fue producto de un matrimonio violento y lleno de vicios, su mamá era una adicta a la heroína y jamás se preocupó por usar anticonceptivos, y aunque ya tenían a un pequeño niño, la mujer quedó embarazada nuevamente a los pocos años. Pero como era de esperarse, las cosas con un nuevo bebé, se pusieron cada vez peor, las peleas se hicieron más frecuentes, y las adicciones de la madre eran cada vez más fuertes, hasta que un día, después de un pleito con su esposo, la mujer murió por una sobredosis. 

Desde aquel día, fue el padre quien se hizo cargo de Beth y su hermano. Aunque la vida era ya difícil, todo empeoró con aquel hombre a su cuidado, él hizo miles de cosas, menos proteger a sus dos hijos, solamente se iba al trabajo, pero no volvía con comida para sus pequeños, regresaba a casa cada noche perdido por el alcohol, totalmente borracho. En realidad Beth tuvo suerte de estar viva, pues quien se hizo cargo de ella, fue su hermanito de 5 años, ¿Cómo es posible semejante irresponsabilidad por parte de su propio padre? Pero por si fuera poco, cada que llegaba a casa, era una golpiza segura para el pequeño, el sádico sujeto disfrutaba lastimar a su propio hijo hasta dejarlo inconsciente. 


Cuando Beth tenía apenas un año, su padre llegaba y la tomaba del brazo, arrastraba a la niña a su habitación y comenzaba a tocarla por todas partes ¡Ella era una bebé! Pero poco le importaba al enfermo hombre, y duraba hasta una hora sometiendo a la pequeñita a los actos más humillantes, hacía que ella le diera p7@c3r oral o tocaba sus partes íntimas hasta dejarlas completamente hinchadas, ni el llanto de la niña era suficiente para saciar las ansias de este maldito cerdo. 

Pasó el tiempo y una vecina fue quien alertó a las autoridades sobre los gritos y ruidos que escuchaban de aquella casa, se llevaron preso al padre biológico de ambos pequeños, y finalmente los rescataron de aquel infierno llevándolos a una casa hogar. Más pronto de lo que esperaban, una pareja cristiana de gran corazón, adoptó a los hermanos. 



Pero las cosas no salieron del todo bien, pues Beth se mostraba tímida al principio, aunque pronto se dieron cuenta que en realidad odiaba convivir con las personas, no soportaba estar cerca de nadie, y comenzó a hacer cosas muy malas a su hermano, no era cualquier travesura de una niña de su edad, pues aprovechaba cualquier momento para lastimar mucho a su hermano, pateaba sus partes nobles, lo golpeaba mientras dormía y hasta le clavaba alfileres, la niña sonreía tras cometer estos actos tan horribles contra su hermano; sus nuevos padres, al ver eso, decidieron llevar a la pequeña a terapia, para ayudarle con todos los traumas vividos durante su infancia. 



Fue durante las sesiones, que Beth confesó su gusto por hacerle daño a las personas, e incluso declaró que le gustaría asesinar a sus padres y a su hermano mientras duermen, sentía la necesidad de apuñalarlos. Pero los médicos se dieron cuenta de todo el daño que había sufrido la niña mediante un dibujo, donde ella señaló que su padre la lastimaba todas las noches, que incluso la tocaba tan violentamente que su parte íntima sangraba. Tras emitir el diagnóstico, decidieron internar a Beth en un hospital de salud mental, y al cumplir la mayoría de edad, permanecería en aquel lugar como detenida, para que se recuperara totalmente. 



Años después, los especialistas estuvieron de acuerdo en que la recuperación de Beth había sido exitosa, así que la dejaron salir, y sus padres estuvieron para apoyarla todo el tiempo, e incluso la animaron a que cursara la Universidad. Increíblemente  ahora es una maestra de preescolar. 




Aunque muchos aseguran que ahora está totalmente recuperada, los abusos que sufrió Beth, la marcaron de por vida, aunque al parecer no ha vuelto a dañar a nadie, en los últimos meses ha sido investigada nuevamente, pues algunos de sus alumnos han dibujado imágenes perturbadoras. ¿Será posible que su trauma sea de por vida? 



Aquí te dejamos abajo el video de Beth cuando era una niña, sin duda te quedarás helado, pero recordemos que todo esto fue a causa de los abusos que recibió de su padre, realmente, ella no es culpable por haber recibido tanto daño… 

¿Crees que Beth pueda algún día superar los abusos de la infancia?



Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad