Badabun te recomienda

Fue al funeral de su amigo vestido de mujer, cuando descubrieron por qué todos lloraron…


Sabemos que la muerte es inevitable, perder a alguien es muy doloroso, pero es aún más cuando la persona que se va era alguien que tenía todo por delante.

En Estados Unidos, se llevaba a cabo un funeral, el joven a quien despedían se llamaba Elliot, y fue un chico muy querido por todos quienes lo conocieron, pero sobre todo dejó huella en una persona en particular, su mejor amigo Barry.


Al llegar Barry al funeral apareció vestido de mujer, usaba un vestido amarillo con unas calcetas color rosa, la gente no entendía el porqué de este extraño atuendo.


Pero lo que no sabía nadie, era la historia detrás de este par de amigos. Barry y Elloit se conocían de años atrás, fueron a la misma escuela preparatoria y tenían gustos similares; tiempo después, tomaron la decisión de enlistarse en el ejército y juntos pelearon en Afganistán, definitivamente eran inseparables.



Lamentablemente, las cosas no salieron bien en aquel lejano lugar, y aunque ambos volvieron a casa, Elliot regresó dentro de un ataúd.


A pesar de que Barry estaba inconsolable, los demás asistentes al servicio funerario lo criticaron fuertemente debido a su vestimenta, algunos más se burlaban, pero cuando supieron lo que realmente significaba, rompieron en llanto.


Barry comentó a los invitados, que mientras estaban en Afganistán se habían hecho una promesa: Regresar con bien a casa, pero entre las charlas serias siempre ganaba el sentido del humor tan peculiar de estos chicos, pues se dijeron, que si alguno de los dos moría, el otro debía asistir a su funeral con un vestido amarillo y usando calcetas de color rosa. Jamás pensaron que esto fuera a ocurrir, pero un día, mientras realizaban una revisión de rutina ocurrió un ataque enemigo que le quitó la vida a Elliot, lo peor es que faltaban solamente dos días para volver a casa. 


Barry sentía que había fallado en proteger a su mejor amigo, así que lo menos que podía hacer era cumplir su promesa, por ello decidió asistir de esa manera al funeral. Sabía que sería criticado, pero aun así no le importó, pues ese vestido amarillo representa de alguna manera la hermosa amistad entre Barry y Elliot aunque pocos lo entiendan, pues un lazo tan fuerte como éste, no lo puede romper ni siquiera la muerte.

Donde sea que esté Elliot, puede descansar tranquilo sabiendo que tuvo a un verdadero amigo a su lado, y seguramente desde el cielo le estará regalando una gran sonrisa.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad