Badabun te recomienda

Fue abortado y tirado a la basura. Pero cuando su mamá lo tocó comenzó a moverse y…



No todas las mujeres conocen la dicha de convertirse en madres, hay muchas parejas que a pesar de los intentos desesperados no logran formar una familia o prefieren adoptar a un bebé, pero hay otras personas, que después de un largo tiempo y gracias a su fe hacen que suceda un milagro, tal y como le pasó a esta pareja.



Sonja y Eddie Taylor vivían en Miami, Florida, y como muchas parejas que deciden unir sus vidas, pensaron que era tiempo ya de formar una familia, aunque con el paso del tiempo las oportunidades de que Sonja quedara embarazada eran menores, pues el tiempo no pasa en vano y el panorama no era muy prometedor. Fue así cómo decidieron probar con un tratamiento de fertilidad (fecundación in vitro) afortunadamente el procedimiento fue un éxito y en el año 2006 fue cuando su médico les dio la feliz noticia.



La vida de la familia Taylor no podía ser mejor, pues el embarazo de Sonja parecía ir de maravilla, hasta que algo horrible ocurrió durante el cuarto mes de gestación, ella empezó a sufrir graves dolores, y su útero se inflamó demasiado, lamentablemente al ir a checarse al médico éste le dijo que la única manera de salvar su vida era provocando el parto inmediatamente, acto que por supuesto mataría al bebé, pues sólo tenía 21 semanas. La mujer con lágrimas en los ojos tomó una increíble decisión, mintió a los médicos diciendo que tenía 24 semanas de embarazo, así no le realizarían un aborto; la mujer tenía toda su fe puesta en que el bebé lograría sobrevivir.



Al oír esto, los doctores practicaron una cesárea de emergencia, cuál fue su sorpresa al sacar del estómago de la mujer una pequeñita de tan sólo 24 centímetros de largo y un peso de 280 gramos a quien llamaron Amillia. Desafortunadamente, la bebé no se movía, por lo que los doctores pensaron que estaba muerta, pero cuando iban a desechar el cuerpecito, la madre pidió ver a su hija, fue entonces cuando el milagro ocurrió, el amor de Sonja fue lo que salvó a la pequeña, pues en el momento en que la tocó, comenzó a moverse.




Los médicos quedaron impactados, no podían creer que una criatura tan frágil y pequeña estuviera respirando, y pocos segundos después soltó un fuerte llanto ¡Estaba viva! Era la primera vez que presenciaban algo así, pues generalmente un bebé nace entre las 37 y 40 semanas de gestación, era obvio que pensaran que Amillia estaba muerta, afortunadamente la bebé no se rindió y su madre jamás perdió la fe.



Eddie y Sonja no podían contener el llanto, después de años de querer formar una familia, y tras el desalentador diagnóstico del parto prematuro, su hija vivía, aunque se encontraba grave de salud, aunque sabían que lo peor estaba aun por llegar. 



Los médicos llevaron inmediatamente a la bebé a una incubadora, pues requería muchos cuidados, le pusieron sueros y tuvieron que conectarla a una máquina para que pudiera respirar.



Fueron los dos meses más largos para los Taylor, pues no podían cargar o besar a su pequeña hija, solamente podían verla a través de un cristal, ellos rezaban por su angelito, y pidieron siempre a Dios fuerza para sobrellevar esta difícil situación. Afortunadamente al pasar este tiempo, Sonja pudo alimentar a su bebé con un biberon por primera vez, lo peor había pasado.



Amillia había logrado superar esta crisis, y el mundo entero estaba impactado y conmovido por su historia.



A pesar de las dificultades, la bebé se aferró a la vida como toda una guerrera, y sus padres no perdieron jamás la esperanza; ahora, Amillia es una niña sana, fuerte y hermosa.

Tiempo después, los Taylor decidieron adoptar una hermana mayor de 16 años, ahora se sienten más bendecidos que nunca, y su familia está feliz nuevamente.

Si sientes que las cosas van mal en tu vida, recuerda esta historia, de cómo una pequeña se aferró a la vida y logró vencer los malos pronósticos que los médicos tenían para ella. No importa cuan difícil sea lo que viene en tu vida, con un poco de fe y mucha voluntad, siempre se puede salir adelante así como lo hizo Amillia.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad