Badabun te recomienda

Cuando los doctores descubrieron lo que crecía dentro de esta mujer cerraron el hospital…


Muchos médicos modernos afirman que el estrés es la peor enfermedad de este siglo. Se han descubierto un sin número de malestares ligados al estrés, la ansiedad y la depresión. Algunos de ellos, son verdaderamente perturbadores y peligrosos. 

A continuación te contaremos una historia que te dejará helado. Una mujer de 38 años llegó al hospital en un estado gravísimo. Los médicos no podían creer lo que estaba sucediendo. 

Por respeto a sus familiares, mantendremos en anonimato el nombre de la persona en cuestión.

Esta mujer sufría de una fuerte depresión, causada por un desbalance químico en su cerebro. Ninguno de sus medicamentos le funcionaba eficazmente, así que ella desarrolló manías muy extrañas para poder controlar esa ansiedad. Una de ellas consistía en jalar y morder fuertemente su cabello, dejándolo en la boca por vario tiempo. Aunque no lo creas, hacer eso le calmaba mucho las ansias, pero desgraciadamente, le traía otras complicaciones. 

Después del abandono del hombre que fue su marido, la condición de la mujer empeoró dramáticamente, por lo que empezó a abusar de su tick nervioso con el cabello. 

A 3 meses, ella había perdido más de 7 kilogramos, pues no podía ingerir ningún alimento, vomitaba todo lo que intentaba comer; sin embargo, su abdomen empezó a inflamarse como si estuviera llena de comida o embarazada. 


Al llegar al hospital, los médicos le realizaron un ultrasonido y lo que encontraron dentro del cuerpo de la mujer, fue algo que nunca habían visto. 

Mientras esperaban los análisis, la mujer entró en estado de shock y perdió la conciencia debido al inmenso dolor que sentía. Cuando los doctores llegaron encontraron su cama llena de un extraño líquido corporal. 



Inmediatamente entraron al quirófano, los médicos abrieron el cuerpo de la mujer, encontrando una enorme bola de cabello en su interior. Lamentablemente, ese cabello se extendía a través de todos sus intestinos y se necesitaron de más de 4 operaciones para extirparlo por completo. 

La condición de ese cabello estaba en putrefacción e infectado, por lo que los médicos tuvieron que desalojar gran parte del hospital, pues tenían miedo de que la infección se propagara. 

Esta rara condición psíquica es conocida como el “Síndrome de Rapunzel” y consiste en personas que tragan despiertas y dormidas, su propio cabello. En el caso de esta mujer, el cabello se enredó dentro de su cuerpo, por lo que empeoró mucho su salud. 

Actualmente, ella se encuentra estable, pero se sabe que ha necesitado muchas terapias psicológicas para superar el trauma que le dejó haber comido su propio cabello. 

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad