Badabun te recomienda

A sus 8 años escribió una carta que hizo temblar al mundo. Hoy amaneció muerta



¿Qué estabas haciendo a los ocho años? me imagino que disfrutando las vacaciones de verano, o jugando con tus primos a las escondidas, en general, viviendo la infancia que cualquiera pudiera desear, pues hay otros pequeños que no son tan afortunados. Como Laura, quien a sus ocho años decidió escribir una carta a una marca muy popular de whiskey, pues ella vio que su padre no podía dejar de beber y su vida se había vuelto un completo infierno, la pequeña tenía la esperanza de que las cosas cambiarían para su familia, la carta dice lo siguiente...


Querido Jack:

Espero no le diga a mi padre que le escribí esta carta, si él se entera se enfadará conmigo y no quiero más que me lastime cuando se enfada. Mi madre me ha dicho que las personas no debemos odiar a las personas, hay gente que hace cosas malas que hace daño a los demás, pero no por eso debemos desear que no existan. Lo siento, pues quiero decirle que lo odio demasiado, que no quisiera hacerlo pero lo único que quiero es que desaparezca de nuestras vidas. ¡Por favor! No quiero que esté más en las manos de papá, porque él cambió desde que usted llegó a casa. Todo comenzó cuando a papá lo corrieron del trabajo, mi mamá estaba preocupada ¿De qué íbamos a vivir? Pero papá no hacía otra cosa que ver el televisor acompañado de usted, ya no le importaba nadie que no fuera esa horrible botella, podía pasar horas bebiendo y durmiendo en el sillón. Mamá lloraba a escondidas en su cuarto, de nuevo no había comida en la alacena, sé muy bien que aquella vez que me dio sopa y dijo que no tenía hambre, en realidad era porque no había más. Que cuando tuve ese bailable en el kinder, mi papá no estaba trabajando, simplemente se quedó dormido. Sé también que mamá amaba nuestra casa, no nos cambiamos a una más pequeña porque le gustaba más, fue para pagar las deudas de papá. ¿Por qué él no estaba conmigo? Cuando aprendí a andar en bici, cuando tuve tanto miedo de caer por esa resbaladilla roja, cuando hablé de mi súper héroe en clase, aquella noche en que no sacaba de mi mente esos monstruos alrededor de mi cama, con mamá no se asustaban, pero papá no estuvo para ayudarme.



Pronto empezó a llegar hasta el amanecer, mamá se preocupa por él, pero papá estaba enfadado ¿Qué le hizo? Qué fue lo que pasó para que papá se molestara tanto e insultara a mamá, ella no había hecho nada malo. Pero papá le dio una lección, la tomó del cabello mientras la arrastró por las escaleras, en el piso la pateó una y otra vez. ¨Yo no quiero a ese papá¨. Tengo miedo, miedo de que cuando llega así, tira todos mis juguetes con tanta fuerza que las ventanas tiemblan, soy fuerte pues he aprendido a resistir sus golpes, se que él me ama, pero usted le dio algo que lo vuelve malo. ¡Quiero que se aleje de mi papá! Quiero a este hombre que está a un lado de mamá vestida de blanco, viéndola como la mujer más hermosa de su vida, aquel que prometió que la haría muy feliz y que brincó por toda la casa cuando supo que yo venía en camino. Se lo pido por favor, ¡váyase! y déjenos ser felices.

Laura...


Ella siempre fue buena, cumplía con sus deberes en la escuela, llevaba una vida feliz y cuando llegó a este mundo jamás se imaginó lo mucho que las cosas cambiarían cuando su padre conoció el vicio del alcohol, sin fuerza y sin el apoyo de sus padres, la única esperanza de Laura, era que ¨Jack¨ hiciera caso a su petición de alejarse y dejarlos vivir en paz, como la familia amorosa que eran antes, pero los deseos de Laura se extinguieron junto con su vida.

Meses después de haber enviado la carta, su padre cometió el peor crimen, se aproximó al cuarto de su hija una madrugada, y completamente ebrio la despertó con un golpe en el rostro, a pesar de los gritos desgarradores de la pequeña, él no paró de impactar sus puños contra su frágil cuerpo, hasta robarle el último aliento; su madre el cuarto de enseguida, no hizo nada para ayudar a su hija, el miedo, había acabado con esta familia.

Fue hasta la muerte de Laura que la carta se dio a conocer, y ha conmovido a todos quienes conocen su historia, tal vez, si alguien hubiera sabido antes la situación de ésta familia, la pequeña de ocho años seguiría entre nosotros, lo único que podemos pensar es que ahora, se encuentra en un lugar mejor.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad