Badabun te recomienda

Niña de 11 años quedó embarazada y jamás creerás quién es el padre

niña 11 años embarazo insolito horrible

Sin duda, el mundo está enfermo y la sociedad está podrida. Todos los días, las noticias nos recuerdan que el planeta se está ahogando en su propia avaricia y violencia. Es una lastima ver como el humano no logra construir la paz. 

La historia que te contaremos a continuación, acabará más rápido con tu esperanza:

Al igual que cientos de miles de familias en el mundo, los padres de Tressa Middleton salían a trabajar todos los días, para poder mantener a sus dos hijos, dejándolos solos en casa. 

El padre trabajaba como cajero y como mecánico, nunca estaba en el hogar. La madre era mesera en un restaurante local y llegaba durante la tarde. Sus hijos casi no los veían, por lo que estaban enojados. No entendían que el esfuerzo que hacían era para darles una vida mejor. 

Desgraciadamente, los adolescentes necesitan el consejo y el apoyo de sus padres, de otro modo pueden cometer actos imprudentes, sin medir las consecuencias. Este fue el caso de Tressa.



Un día, la joven de tan solo 11 años, cayó a causa de un desmayo. Preocupada, la madre llevó a su hija a urgencias, allí los encontró su padre. En ese momento recibieron una noticia que cambiaría la vida de esa familia para siempre: su pequeña Tressa, estaba embarazada. 

Después del hospital, al llegar a la casa, las preguntas a Tressa empezaron. Ella guardaba silencio y así duró varios días, hasta que los padres perdieron toda la paciencia. 

Amenazaron con golpes y los más severos castigos, pero después de conocer la verdad, hubieran querido no saberla nunca. 

Tressa confesó haber sido abusada por su propio hermano. Era su mismo hijo, el padre de ese bebé. 

En ese momento los padres cayeron en una profunda depresión, entendieron que los niños no eran los responsables, sino ellos mismos, pues gracias a su ausencia e indiferencia, descuidaron a sus hijos. Esa era la verdadera razón por la cual sucedió este horrible acontecimiento. 



La familia decidió no tener al bebé, los padres perdonaron al hermano abusivo y la pequeña Tressa, continuó con su vida normal. Indiferentemente de que todo se arregló, este evento quedará como una mancha indeleble en el corazón de esa familia. 

Pasaron varios años, el hermano ya no vivía con ellos, Tressa había cumplido casi 18 años, por lo que decidió escribir un libro al respecto. Solo diciendo la verdad, superaría por completo ese trauma. El libro fue publicado anónimamente, empieza a adquirir fama en las universidades. La familia continuó con su vida, y esos padres entendieron que no importa el dinero, si se tiene amor y atención de familia.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad