Badabun te recomienda

7 diferencias entre las mujeres feas y bonitas. Preferirás a la fea

bonitas chica Diferencias feas hombres mujeres pareja sociedad

En gustos se rompen géneros, sin embargo, los medios de comunicación se han encargado de hacernos creer sobre la existencia de estereotipos de belleza muy estrictos. Que desafortunadamente se han arraigado por completo en nuestra sociedad. 

Hoy vamos a hablar de las mujeres bonitas y feas, esta es la idea que se nos ha inculcado desde hace muchos años, pero lo peor es que esta mala forma de pensar también nos ha obligado a tratar a las mujeres de manera distinta dependiendo de lo bonitas o feas que sean. 

Estas son las diferencias entre una chica bella y una fea. 

1. La bonita nunca espera... Las feas sí. 

Aquellas que son bellas no tienen necesidad de esperar, ya que mientras el chico piensa que puede pasar por ella cuando se le dé la gana, ya existe una fila larga de hombres esperando su oportunidad de pasar por ella. A diferencia de lo que pasa con las chicas feas, ellas entienden que algo pudo haber pasado, así que estarán esperando por su chico sin importar el tiempo que tarde y con una sonrisa en el rostro. 



2. La bonita come ensalada, frutas y comida saludable... Las feas comen de todo. 

Las guapas no se dan el lujo de lucir descuidadas. A las mujeres feas esto no les interesa, así que no tienen ningún problema de acompañar a su novio a comer una suculenta pizza, unos tacos o una buena hamburguesa. 

3. La bonita no está dispuesta a servir, ella está acostumbrada a que le sirvan. 

La bonita es una reina y jamás te sorprenderá con el desayuno en la cama, ella lo que quiere es un hombre servicial que le cocine. Así que si eres un hombre servicial y te gusta la cocina, DATE, ella es tu mujer ideal. Por otro lado, las mujeres no tan agraciadas están acostumbradas a consentir a su chico y siempre están en busca de sorprenderlo (posiblemente su condición de no muy bonitas se los exige). 

4. La bonita siempre luce increíble, las feas prefieren verse naturales. 

No importa lo que pase, las bonitas siempre cuidan hasta el más mínimo detalle de su aspecto, ni siquiera pueden salir a la calle sin haberse maquillado. La chica fea, prefiere dedicar su tiempo a otro tipo de cosas, además disfrutan de su vida al natural. Ella es la fea y autosuficiente, por lo que no tiene que lucir impecable para conseguir un marido que la mantenga. 

5. Las bonitas ponen nervioso a cualquier hombre, las feas dejan que el hombre saque su verdadera personalidad. 

Por su belleza todos se ponen nerviosos frente a ella, de esta forma todo hombre que se le acerque tratará de demostrar su mejor versión en su presencia. A diferencia de lo que sucede con la no tan bonita, con ella no hay necesidad de fingir o actuar, con ella los hombres pueden mostrarse auténticos y sin preocupaciones. 



6. Las bonitas deben ser tratadas como princesitas, las feas en cambio hacen de todo.

Si te gustan los deportes extremos olvídate de la bonita, ella jamás pondrá en riesgo su bello rostro para compartir un rato de diversión. En cambio las feas no tienen preocupación alguna, a ellas no les importa maltratar su ropa o rasparse los tacones, si quieren corren, si quieren gritar lo hacen, si se mojan con la lluvia no enfurecen por haber perdido su planchado perfecto, en fin, ellas son las feas, que más se puede esperar. 

7. Las bonitas siempre necesitan ayuda, las feas son independientes. 

No importa si se trata pasar por ella a media noche, durante el día, al trabajo o a la escuela. Básicamente el novio es la solución a todos sus problemas y él siempre debe estar disponible para hacerlo. Las no tan guapas te pedirán nunca te pedirán ayuda, ellas están acostumbradas a su independencia, es algo a lo que difícilmente renunciarían. La chica fea siempre prefiere pagar antes que pedirle ayuda a su pareja, pues para ella los favores van por separado del amor. 

Es tiempo de acabar con los estereotipos, recordemos que todas las mujeres del mundo son hermosas. 
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad