Badabun te recomienda

6 juguetes sexuales que tú misma puedes hacer en casa. Ya no necesitas novio


No siempre tenemos a nuestro lado una pareja que está dispuesta a complacer nuestra necesidad de sexo, por ello surgieron los famosos juguetes sexuales que a veces no ayudan mucho, pues sus precios están más allá de nuestro alcance.


Antes de que sufras y te hagas a la idea de disfrutar con tu mano o tus dedos siempre, tenemos cinco sugerencias de cómo elaborar tus propios juguetes o usar lo que tienes en casa. Te vendrás cada que tengas ganas y serás muy feliz.

# Para los chicos

Opción 1: Un rollo de papel…sin papel

Es horrible ir al baño y ver que no hay papel, pero también, es una oportunidad de darte placer. Es muy sencillo, toma ese tubo de cartón vacío, igual puede ser el de las servilletas de rollo si tu pene es más grande, rellénalo con un poco de papel e introduce un condón en el centro para que puedas usarlo. Ya que tu pene esté erecto, introdúcelo en el condón, ahora sube y baja el tubo, el papel que metiste será como una pared vaginal y bueno, hasta voltearás los ojitos. 

Opción 2: Un vaso con esponjas

El truco aquí también es hacer una especie de vagina artificial. En uno de esos vasos para fiestas de buen tamaño (suficiente para que quepa tu pene erecto), acomodarás dos esponjas gruesas previamente mojadas con agua tibia, en el centro de ellas dentro del vaso, echarás mucho lubricante, entonces sí, date metiendo el pene entre las esponjas. Sentirás delicioso y te vendrás rápidamente.

# Para las chicas

Opción 1: Calcetín con pelotas de golf o canicas

En un calcetín delgado, viejo y limpio, mete unas pelotas de golf o canicas, según lo grueso que lo quieras, ya que lo tengas como deseas, cubre todo con un condón y unta mucho lubricante, según el grosor podrás meterlo en tu ano o vagina y disfruta.

Opción 2: Pepino o elote cubierto

Las zanahorias también pueden servir siempre y cuando no sean muy delgadas, cortas y picudas. Simplemente toma la verdura de tu preferencia, lávala y cúbrela con un condón, unta lubricante y ¡para adentro! Ya que termines, cubre bien lo que usaste para tirarlo a la basura y asegúrate de que la verdura no se pueda comer, nunca sabes si alguien esculca la basura y lo puede encontrar. 

Opción 3: Cepillo de dientes eléctrico

Cierto, este no lo haces, lo compras en el súper pero es mucho más barato que un dildo o un vibrador. Asegúrate de que esté limpio, enciéndelo y mientras vibra, tócate con él y mételo en tu ano o vagina, un orificio por ocasión o límpialo bien antes de cambiar para evitar riesgos de infecciones. Ya que disfrutes y te relajes, limpia bien todo y guarda el cepillo, no sea que alguien intente usarlo para lavarse la boca o como tú lo acabas de hacer. 

Opción 4: Condón con relleno congelado


Sí, suena bastante loco, pero el placer que te hará sentir sencillamente no tiene comparación. Coloca el condón dentro de un tubo de papel vacío y posteriormente rellenado con agua o el líquido de tu preferencia. Una vez que hayas hecho esto, mételo en el congelador y listo. Un par de horas después tendrás un pene ficticio ideal para llenarte completita de placer. La pasarás en grande. Claro, recuerda cortar el tubo con mucho cuidado a fin de que tu juguetito salga intacto.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad