Badabun te recomienda

8 problemas que solo las flacas entenderán. Sí, ellas también sufren



Todas las chicas anhelan y desean tener un cuerpo esbelto y delgado; sin embargo, nunca toman en cuenta todos los problemas que resultan por tener esta complexión física. 


Aunque a sus ojos puedan parecer figuras hermosas y perfectas, personas felices con su cuerpo y su figura, hoy verás que también las delgadas sufren críticas y acusaciones. No todo es felicidad en su mundo rosa, aquí están algunos de los problemas a los que toda chica flaca se enfrenta. Vas a querer regresar a las hamburguesas después de esto.

8.- La gente te critica porque piensa que tienes la misma dieta que un conejo


Por más que les digas que adoras comer tanto como ellos, que amas las pizzas y las pastas y que te atascas de sushi cada vez que puedes, nunca te van a creer, pues al ver tu complexión pensarán que solo comes alpiste y pasto, como los pájaros y los conejos. 

7.- Y como saben que “comes poco”, siempre te estarán observando mientras lo haces


No te creen lo mucho que comes, por lo que siempre te estarán observando con la intención de revisar cuánto y qué estás comiendo. También es súper molesto cuando te preguntan ¿otro más? a la hora de comer tacos. Siempre están dispuestos a dar su opinión, aunque nadie se las pregunte. 

6.- No importa qué comas, nunca puedes ganar peso


Aunque para ti sea un problema, es el problema más deseado del mundo, pues muchos y muchas darían lo que fuera por no engordar sin importar cuánto coman. Afortunadamente, tienes la opción de hacer masa muscular y no quedarte con los bracitos. 

5.- Todos te cuestionan tus razones para hacer ejercicio


Curiosamente, cuando vas al gimnasio, todos piensan que lo haces porque quieres adelgazar aún más y te recriminan por eso. No entienden que también te gustan las endorfinas que se liberan por el ejercicio y adoras liberar el estrés de esa manera. Para ellos todo gira alrededor de una sola cosa: adelgazar. 

4.- Toda la ropa te queda floja


Sabes que jamás podrás lucir como esas exuberantes mujeres de pantalones pegados y escotes pronunciados; sin embargo, lo peor de todo, es que hagas lo que hagas, la ropa nunca te quedará muy justa, siempre tendrás la ropa floja. 

3.- Comentarios graciosos de tu peso


Apodos como “palillo” “Olivia” “la popote”. Nunca falta “el gracioso” que se luce con un apodo súper obvio y estúpido. En estos casos, lo mejor que puedes hacer es reír e ignorar, aunque si el tipo se pone muy pesado, mejor vete de ahí, no necesitas escuchar esas sandeces. 

2.- Te dicen: “Seguro te verías mejor con unos kilitos de más”


Constantemente hacen comentarios de tu peso, como si eso hiciera que te agradaran más. La verdad que es súper molesto e injusto, pues ¿cuándo has visto que alguien haga comentarios sobre la gente gordita? No los hacen, se piensa que es inapropiado y hasta grosero; sin embargo, a los flacos les dicen de todo y parece que es socialmente aceptado ¿a poco no?

1.- ¿Tienes anorexia? ¿Eres bulímica?


Estas son las peores de todas las preguntas y comentarios. O sea ¿qué les pasa a los que te preguntan eso? ¿Qué no saben que es algo muy grosero? igual que mencionar a alguien que es gordito porque no deja las garnachas. La verdad que se pasan…

Al final, nadie se salva de las críticas y de los comentarios. Parece que tendrás que seguir aguantando a todos los curiosos, indiscretos y enfadosos que no dejan de mencionar, preguntar y criticar tu peso. 

Si te gustó la nota dale LIKE y COMPARTE con todos tus amigos, COMENTA que nos encantaría conocer tu opinión y recuerda ¡SUSCRÍBETE! encontrarás más notas y artículos de tu interés. 
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad