Badabun te recomienda

10 animales con Síndrome de Down que este niño salvó de ser sacrificados.


Sabemos que hay fundaciones para los muchos padecimientos de los humanos: desde enfermedades mortales como el cáncer hasta los afectados por conflictos como guerras o pobreza extrema.
Sin embargo, los animales no tienen ese beneficio: se les rescata, pero no hay nada que ayude a aquellos con condiciones especiales... como el síndrome de Down.


Esta enfermedad no es exclusiva de los seres humanos: muchos animales se ven afectados por ella,
pero no sabemos porque simplemente no se les toma en cuenta.
Roger Lindeldoff no tuvo otra opción, pues su hijo le hizo ver la realidad de estas criaturas.



Roger trabajaba en un rancho ganadero en Utah, Estados Unidos. Administraba el lugar y veía que la producción de ganado estuviera al día. Llevaba a su hijo, Jason, de tan solo 7 años de edad y con síndrome de Down. Le gustaba ver las vacas y jugar con ellas... Hasta que un día, por alguna razón, dejó de jugar con el resto y se enfocó solamente en una.

Los granjeros le dijeron que había algo raro con esa vaca, pero no sabían qué era. Roger no tardó en darse cuenta: tenía Síndrome de Down.
Había escuchado que pasaba en animales, pero nunca lo había visto. Los granjeros le dijeron que pronto sería sacrificada, y cuando Roger se lo explicó a su hijo, éste lloró y rogó a su papá para que hiciera algo.



Roger compró la vaca y la llevó a su casa. Le construyó un pequeño espacio y vio cómo su hijo era más feliz que nunca.
Investigó un poco en internet, y se dio que ningún lugar proveían ayuda a estos animalitos.


Él tenía un terreno amplio cerca de la productora de ganado, así que ¿por qué no iniciar un pequeño albergue? Así nació la Fundación para Animales con Síndrome de Down, que busca dar refugio
a estos animales y una vida digna, que otros lugares simplemente no son capaces de proveer.

Ya son muchos los zoológicos alrededor de Estados Unidos e incluso el mundo que han mandado animales con este síndrome y apoyo material y económico, y cada vez más familias visitan con sus propios hijos para que disfruten del cariño de estos hermosos animalitos.


Como ves, algo tan bonito como la conexión de un niño con un animal puede dar pie a un gran movimiento en el que los seres vivos encuentren un poco de apoyo y amor en sus vidas.
Si conoces a alguien que le pueda gustar esta nota,
 ¡DALE LIKE Y COMPÁRTELA EN TUS REDES SOCIALES!
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad