Badabun te recomienda

Mira como esta niña pasó de pedir dinero en la calle a mejor promedio escolar.




La situación de los niños sin educación en México siempre ha sido una constante en nuestra rutina, no hay día que no vayamos por las calles y veamos a un niño pidiendo limosna o entrando a lugares públicos vendiendo pulseritas o chicles, ya que muchos padres de familia se aprovechan de la "imagen inocente" para que sea más difícil decirles que no.


Sí , la situación está difícil,  y probablemente no lo dejará de estar, como prueba de esto y más, aquí te dejo una historia al respecto. 

En el año 2012 una persona tomó una fotografía de una niña vendiendo chicles en las calles de Jalisco y la subió a las redes sociales, desconcertado por el hecho de que al parecer, los padres de la niña no eran biológicos, ya que la pequeña era "guera" y los padres de tez morena. Hecho que desató toda una investigación que llevó a que la niña fuera despojada de sus padres. 




Debido  a esta publicación las autoridades se vieron presionadas socialmente y, sin hacer averiguaciones previas, tomaron la decisión de arrebatarles a la niña junto con su hermano Tony.  Resulta que la madre y sus dos hijos vendían chicles para ganarse la vida.

La madre de familia se llama Jiola Ornelas, quien lleva trabajando desde los 7 años. Antes de que se llevaran a sus hijos vivían en un hotel de la vieja central de la ciudad.

No fue hasta el 2013 cuando la Sra. Jiola recibió ayuda legal por parte de un abogado, quien defendía a Jiola con el argumento de que la autoridad simplemente decidió actuar porque el caso tuvo mucha fama, pero ¿qué tal si  hubiera sido una señora con facilidad económica y su hija fuera "güera" pero ella morena? Nadie le hubiera quitado a sus hijos. Eso, junto con el hecho de que la autoridad actúo con abuso sin saber, eso, junto con la situación de que hay muchos niños en la calle con peores casos y  no se hace nada al respecto. 

Hasta hicieron meme de la situación, OBVIO:


Después de luchar la causa, la nueva directora de la casa hogar donde se encontraban los niños  otorgó el permiso para que los niños regresaran con su mamá el 13 de julio del 2013. Esto hasta que su mamá tuviera lo necesario para sacar adelante a sus hijos, lo cual logró con la ayuda de la comunidad. 

Gracias  a eso, la pequeña de la foto estudia en el instituto Pierre Faure con beca con  lun promedio de 9.7, y  desea ser abogada cuando sea grande.



Esta historia es la excepción a la regla, aunque lamentablemente aun existen casos que de verdad son secuestros y que pasan completamente desapercibidos por las autoridades, no queda más que estar atentos y notificar cualquier cosa fuera de lugar.


COMPARTE y COMENTA esta historia. No dudes en dar LIKE a la página y SUSCRIBIRTE para más contenido interesante :D
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad